Porque el hombre casado busca otra mujer

Síguenos en: Tienden a buscar amigas Ellos esperan encontrar una amiga en particular que los entienda, que nunca diga no, sea totalmente aventurera y hable de cualquier tema sin tapujos.

Comentarios

La diva colombiana, Amparo Grisales, confirma que fuma marihuana. Anuel AA asegura que Karol G es la nueva 'reina del reggaetón'. Con vídeo editado, Petro llamó "nazi" a Uribe.

Site Search Navigation

Con ella hacen cosas distintas. Dosis de picardía: Son días que sirven para descubrirse el uno al otro, pero es algo que se desvanece con los meses porque llegan a conocerse lo suficiente. Eso sí, ellos quieren seguir en esa etapa de emoción. Le presta interés: Con el ciento de obligaciones que tienes con los niños, en tu trabajo y en la casa… Ah, pero él se da el lujo de cuestionar que no le pones atención y que has perdido el interés.

¿Por qué un hombre casado busca una amante? Lo que pienso. - EllasSaben

Quiere sentir adrenalina: No busqué específicamente a hombres casados; cuando establecí un perfil en Tinder y en OkCupid dije que estaba en busca de personas que querían pasar un buen rato sin ataduras. Varios solteros me enviaron mensajes y salí con algunos de ellos… pero también me llegaron mensajes de hombres casados.


  • 7 razones por las cuales los hombres casados buscan una amante.
  • contactos con mujeres sin compromiso.
  • Artículos relacionados.
  • Lo que aprendí de mis aventuras con hombres casados – Español.
  • sitios de citas en facebook.

Mi matrimonio duró veintitrés años y ahora quería sexo, no una relación seria. Es algo que puede complicarse, porque no siempre es posible controlar los apegos emocionales cuando de por medio hay química del cuerpo, pero supuse que el hecho de que esos hombres tuvieran esposas, hijos e hipotecas prevendría que las emociones se desbordaran. Estaba en lo correcto.

Por qué los hombres buscan a otras mujeres - Wallace

No se apegaron demasiado ni yo tampoco. Sabíamos que no habría ninguna sorpresa. Elegía con cuidado. El hombre no debía estar interesado en dejar a su esposa ni en comprometer de ninguna forma lo que habían construido ellos juntos. Un amorío, o las ansias de tenerlo, puede ser el comienzo de una conversación necesaria sobre el sexo y la intimidad. Durante ese tiempo de mi vida, me puse en contacto con una decena de hombres y me acosté con menos de la mitad. Antes de encontrarme con un hombre casado, le preguntaba: Quería garantías de que todo lo que él deseaba era sexo.

¿Por qué un hombre casado busca a otra?

Estaban buscando tener sexo, punto. Ambos, hasta cierto punto, obtenían lo que necesitaban sin tener que abandonar lo que querían. No obstante, todos los maridos que conocí habrían preferido tener sexo con sus esposas. Y, por alguna razón, eso no estaba sucediendo.

Y hay que considerar que, en la menopausia, las hormonas de las mujeres disminuyen de manera repentina.

A mis 49 años, estaba al borde de esa etapa y me aterraba perder mi deseo sexual. Así que tenemos este desequilibrio, un problema del tamaño de un elefante, tan pesado y vergonzoso que apenas podemos reunir las fuerzas para hablar de ello. Al menos eso quería yo, y fue lo que me llevó a ese camino de encuentros ilícitos.